martes, 13 de octubre de 2009

misiones de paz


Hablar de misiones de paz es algo peligroso y controvertido, puedes en mi caso expresar lo que te parecen las llamadas misiones de paz y quizás crear una imagen contraria a lo que eres pero yo so el pinel y como siempre digo aquello que creo.

Es difícil llamar misión de paz a algo que haces por dinero, porque quizás en esa etapa de tu vida no as tenido alternativa y a sido tu única salida.

Hemos de contar que nuestro ejercito a día de hoy esta compuesto en un alto porcentaje por inmigrantes y que como el resto del contingente son un ejército profesional, vamos que cobra y bastante bien por realizar esas llamadas misiones de paz.

Sin duda una vez en el país en conflicto obedecen ordenes de aquel que es el encargado de quien les paga y no olvidemos los jefes mandan y tu obedeces, te pagan por obedecer, no por pensar.

Cualquier cometido, obra o infraestructura que realizas la haces porque cobras como lo hacen igual que tu aquellos operarios de otras empresas que operan en el lugar, ¡es un trabajo!

Cuando sale un soldado por la tele y nos dice lo importante de su labor también debería decirnos cuanto percibió por ella y cuanto nos costo al resto de ciudadanos el mentado proyecto y en consecuencia podríamos decidir si nos costaría quizás mas barato mandar una empresa privada en vez de un ejercito llamado de paz.

Otra polémica la encontramos entre nuestras brillantes políticas de paz, pues si alguien necesita de ejércitos de paz es Irak donde mueren a diario cientos de civiles y nuestro presidente retiro los llamados ejércitos de paz.

Me niego a llamar a un ejercito fuerzas de paz, entre otras porque por la fuerza de las armas no se consigue la paz y en otro lugar porque aquel que cobra por dar paz no es un hombre de paz

1 comentario:

Té la mà Maria - Reus dijo...

Pinel hay sabios al lado tuyo que son unos analfabetos

un saludo