viernes, 18 de abril de 2008

Vamos a contar mentiras tralará, vamos a contar mentirassss.


De casualidades tiene la vida muchas, hace un par de semanas me vino ha visitar un antiguo trabajador mío de la empresa de excavaciones que tenía yo, el mismo ahora ya maquinista reconocido me indicaba que estaba trabajando en Barcelona y concretamente estaba realizando una canalización la cual días antes de nuestra conversación se realizaba a la altura del río Llobregat o de lo que queda del mismo. El maquinista me indicaba que había sido muy complejo el realizar la excavación y posteriormente instalar los tubos, que incluso se desvió el cauce natural del río y posteriormente hubo que volverlo a su cauce. Charrando, charrando y dándole a la lengua sin parar le pregunté que para que carajo era ese tubo el cual en fotos que me mostró caminando el por el interior se veía muy grande. Sorpresa la mía al contestarme que era para el trasvase ese que no se llama trasvase y el cual hoy se a aprobado que se realizará.

Mi asombro es el siguiente. Si se ha aprobado que se realizará hoy en un pleno ¿como carajo mi amigo ya había instalado tubos del mismo?. O bien mi amigo se equivoca y además de tonto es ciego y lo que sus jefes le han dicho es incierto o esto podría ser como el tema de las estacas fantasma del Segre, nadie las puso, se rumorea que las mismas son obra del espíritu santo.

Nos encontramos ante mentiras camufladas para que no se arme el poyo mas grande jamás montado, yo no se, sabemos que no podemos creernos todo lo que nos dicen, pero ¿que interés tiene el amigo maquinista en esta información que de manera fortuita me ha comentado y a su vez a el le a dicho su jefe?.

¿Es legal todo esto que a día de hoy sucede?. Me refiero por ejemplo a firmar con la plataforma del Ebro que no habrá trasvase y ahora llamarle de otra forma y hacer legal este acto.

Lo que es cierto es que el agua es un derecho de todos y todos debemos dar de beber al sediento y de todos es sabido que el agua no se le niega como se dice ni a un perro, pero no hacen falta mentiras hacen falta garantías de que lo que vamos ha realizar no sea una solución para hoy y un problema para nosotros mañana.

4 comentarios:

feliu dijo...

Pinel, muy cierto, hay que dar soluciones, afrontar los problemas, proponer soluciones, dar garantias y no engañar. Son ya muchos los engaños.

robsup2007 dijo...

Hola Sr. Pinel.
Doncs per desgracia aquesta és la realitat. Tot mentides i més mentides. ¡¡¡Que no home que no!!!, Que això no és pas transvasament!!, ¡¡¡Nomès es tracta d'una captació temporal!!. Nomès fa un més que van guanyar les eleccions i ja han comès la primera cagada mentidera. I això es troba que explota perque ara els de l'Ebre començaràn amb les seves movilitzacions. Sobre aquesta questió s'ha de ser molt comptados perque si és clar, a Barcelona neccesiten aigua, però que passa?, ¿Als pagesos del delta s'ha comptat amb ells abans de fer res?. No, l'han fet tot amb nocturnitat i alevosía. Primer fan la cagada i després volen reunir-se un cop que ja l'han decidit ells sense comptar amb els posibles afectats. Però per començar, ja de per sí la gran mentida de que no es faría cap transvasament de l'Ebre.
Respecte al Segre cap destacar més del mateix. Resulta que a Prats i Sansor van descobrir unes estaques misteriores que resulta que provenien d'una ordre de la consellería de medi ambient, o sigui, del Sr. Baltasar. I això l'havíen tingut ben amagat, ¡¡no sigui que algú es fos a enterar!!. El mateix que abans, amb nocturnitat i alevosía.
En fi, ¿Què més a dir?. Total, com no hi ha transvasament...
Un salut

Robert

la casa de pinel dijo...

feliu lo que esta claro, esta claro, que es muy jodido que alguien y mas siendo politico firmar algo como por ejemplo lo del agua con los del ebro y decir que no negociaron con eta y mientras negociar con los asesinos o mas jodido y cruel hacer decir a la hija de un asesinado el mismo dia del asesinato algo para pedir el voto.
hombre por dios utilizar falsas promesas y engaños para ganar unas elecciones.

la casa de pinel dijo...

roberto nada mas que decir estamos apañaos, pero que apañaos.