domingo, 13 de abril de 2008

Medio ambiente, salvándolo y a la vez matando.


Hoy escuchando las noticias esas que cada día desgraciadamente nos informan de tantas cosas malas que suceden en el mundo en el que intentamos sobrevivir y para ello jodemos siempre a otros para conseguirlo he escuchado y visto lo siguiente…

Decía un medio de comunicación que debido al incremento del consumo de un bio combustible, decían bioetanol que creo se produce a base de semillas se corría el riesgo de provocar hambrunas…





Provocar hambrunas hay que joderse, cuando desde que tengo uso de razón he escuchado y he visto gente pasando hambre, ¿Cuándo no a habido gente que debido al egoísmo de los que nos consideramos gente civilizada haya pasado hambre?

Que grandes somos los llamados civilizados, somos excesivamente civilizados, tanto lo somos que para no destruir el medio ambiente vamos a matar de hambre a los que ya a duras penas sobrevivían.

No pasa nada los que consumiendo a gogó limpiaremos nuestra consciencias contaminando menos con el bioetanol podremos sentir orgullo por tan gran aportación al futuro solo nuestro.

Para esos que desgraciadamente al nacer ya están condenados a sufrir alguno podría aplicar la norma aquella que dice que para que unos vivan otros han de morir, noooooooo.

Triste, lamentable, intolerable nuestra postura en la que para preservar el medio ambiente asesinamos a personas a las cuales ya habiamos jodido siempre.

A razón de lo que hagas así te harán.

3 comentarios:

Joan Martín dijo...

Jo opino que és una expressió molt cínica -potser dita sense donar-nos-en compte, en moltes ocasions- dir que l'economia va bé mentre en alguna part del món passi el que expressen i signifiquen les fotografies que has posat. I el cas és que ara, ni dintre del nostre sistema, ens va bé, econòmicament.
Un abrazote.

Joan Martín dijo...

I després vivim increïbles contradiccions. Una de les regnes (riendas) de l'economia és el consum. El ruquet-home ha de engolir i més engolir, el que sigui, com sigui i quan sigui. Perquè el ruquet-home no pari de fer-ho, això d'engolir, ens espeteguen les espatlles amb el cuiro de la publicitat (i nosaltres les hi posem, les espatlles, ens va la marxa). I així, no vegis si en fem de merda. Demostrat, aquesta mena de merda contamina.

Té la mà Maria - Reus dijo...

crudas imagenes pero hay que ponerlas para concienciar a la gente, muy impactante la foto de la madre dando de mamar al hijo


saludos y un fuerte abrazo desde Reus