miércoles, 19 de noviembre de 2008

fotos del pasado de tarragona, dedicadas al bloger apa noi...





creo que con esta tanda de fotos le bajare los humos al bloger apa noi, valla haciendo usted boca para el plato fuerte.

10 comentarios:

Apa Noi dijo...

ja, ja ,ja. te vas ha enterar lo que vale un peine
mira para el dia 19 hoy solo pongo una foto y que la comenten los bloquers, si tienen " h......."
que esploiquen lo que pasaba este dia a les 24,00,horas

coronas, antorchas, cruz crande de color negro

ES UN POCO FUERTE, PERO ES HISTORIA

SALUT

La casa de Pinel dijo...

rie, rie pero estas fotos valen su peso en oro, ya veremos con que las superas....
un saludo

Joan Martín dijo...

Clero, militares, élite. Eso es pillar la Tarragona por el lado fundamentalista. Épocas ya pasadas por completo?

Té la mà Maria - Reus dijo...

bonitas fotos, sabias que en la Catedral hay una columna que representa "la procesión de las ratas", ve a verla y las veras

saludos

La casa de Pinel dijo...

joan el pasado nos guste o no esta hay y se ha de mostrar.
un saludo y mañana ha verlas venir en el pleno municipal.

La casa de Pinel dijo...

te la ma si te soy sincero nunca entre en la catedral, si bien e descargado un millar de veces para los anticuarios en la plaza de la misma.
hoy publicare una foto de la plaza del ayuntamiento.
historia de tarragona a mediados del siglo 19.
un saludo

Blas Jesús Sánchez González dijo...

La procesión de las ratas es una fábula tan real como la vida misma.

En los capiteles románicos que hay en un lateral cerca de una esquina del porche del Claustro de la Catedral de Tarragona se observa ilustrada esta fábula en 4 bajorrelieves de los mencionados capiteles que servían de ejemplificación al vulgo de la Edad Media que en ese entonces mayoritariamente no sabía leer ni escribir, quedando el conocimiento de las ciencias y las artes reservado en Iglesias y Monasterios y era difundido a través de estas ilustraciones e historietas de tradición oral.

Cuenta la fábula de que un gato que estaba muerto de hambre fingió caer enfermo ante la mirada atónita de las ratas a las que siempre había perseguido, hasta que el gato hace ver que se muere.

Las ratas, que le habían asistido en sus últimos momentos, procurándole todo tipo de cuidados, asistieron afligidas al entierro y a la misa para darle sepultura. Y, cuando estaban congregadas todas las ratas del lugar, resucita el gato, y se las come a todas.

Y aquí se acaba la fábula de la procesión de las ratas.

Hala, fíate de tu verdugo.

Blas Jesús Sánchez González dijo...

Ya te he contado el final de la peli.

La casa de Pinel dijo...

blas de donde sacas toda esa pedazo informacion?
me tienes que contar de donde bienen esas filtraciones..
un saludo

Blas Jesús Sánchez González dijo...

Vienen de haber ido personalmente a la Catedral de Tarragona de visita a verla. No tienen ningún secreto. Bueno sí, si un canonge de la Catedral te lo ha quiso explicar durante mi época estudiantil, es más entendedor.